ALIMENTACIÓN SALUDABLE VS FALTA DE TIEMPO


En muchas ocasiones y fundamentalmente por el trabajo, nos vemos sin tiempo para cocinar, para planificar correctamente nuestras comidas, etc.

Por este motivo, muchos nos vemos obligados a comer en el trabajo, en cafeterías, o llevarnos cualquier cosa de casa como platos precocinada.

¿Realmente necesitamos tanto tiempo para preparar una comida saludable?


LA RESPUESTA ES NO. Es verdad que hay platos muy elaborados que llevan mucho tiempo de elaboración, pero hay otros que no y son tan válidos y saludables como los anteriores. Además, tenéis opciones de tupper saludables y completos como por ejemplo los de dietupper de DietBox.

Cuando vemos recetas saludables nuestra primera impresión es pensar que eso nos va a llevar mucho tiempo, que seguramente sea difícil, que no sepamos donde encontrar algún ingrediente, etc. Al pensar todo esto ya vamos predispuestos a buscar soluciones más rápidas y sencillas, a menudo inadecuadas (platos precocinados, bollería, embutidos, etc.).

En este punto solemos encontrar la opción de cocinar verduras al vapor y carne o pescado a la plancha. Pero, a mucha gente le acaba aburriendo y acaba volviendo a platos precocinados y cenas rápidas.

Las opciones de cocinar al vapor y a la plancha no son las únicas que existen para comer saludable y que no nos lleven mucho tiempo. La clave de todo esta en la organización.

Cómo organizarnos


Lo primero será analizar bien nuestra rutina para poder valorar cuándo es el mejor momento para preparar las comidas y priorizar.

De esta forma podremos encontrar algún hueco para cocinar. Normalmente suele ser los fines de semana que es cuando más tiempo tenemos y podemos aprovechar ese momento para cocinar varias cosas para toda la semana.

Si sabemos que durante la semana nos va a ser más complicado poder prepararnos cosas, podemos cocinar en abundancia para tener cantidad suficiente para varios días.

En caso de tener que comer fuera algunos días y no poder llevarnos nuestra comida, lo ideal es optar por los menús más saludables que encontremos a nuestra disposición. Recordad que estamos hablando de algo que haremos con mucha frecuencia, no algún día.

También podemos optar por hacernos un plato rápido que no nos lleve casi tiempo como sería una ensalada completa (que integre proteínas, carbohidratos y grasas saludables además de las verduras, frutas, etc). Una buena ensalada puede ser muy completa y rápida de hacer gracias a muchos productos enlatados de buena calidad.

Por supuesto, existen muchas más opciones y si nos hemos dejado ya preparadas algunas cosas como arroz, patatas asadas o hervidas… se pueden llegar a realizar muchos platos.

Algunas veces tendremos que realizar la merienda, almuerzo o comer algún snack fuera de casa. Para esta situación siempre es recomendable llevar algo de fruta, un yogur natural, unos frutos secos, etc. Son diferentes opciones saludables que pueden ser fáciles de transportar y consumir en cualquier lugar.

Para ganar algo de tiempo para cocinar podemos recurrir a comprar por internet, puede ser una forma optimizar nuestro tiempo sin necesidad e ir al supermercado.

Otra gran ayuda puede ser un robot de cocina, con él podremos realizar distintas tareas sin realmente saber cocinar. Además de dejarlo cocinando mientras realizas otras tareas o preparas otros plato.

Ejemplos de productos saludables


Vamos a mencionar distintos productos saludables que se pueden comprar en cualquier supermercado ya preparados los cuales podéis combinar para formar platos completos y nutritivos.

  • Latas de atún, salmón, pollo, pavo… al natural o en AOVE son muy buena opción para incluir una buena dosis de proteína en nuestra comida. También podéis encontrar proteína de origen vegetal tofu firme, seitán y tempeh
  • Botes de legumbres ya cocidas (garbanzos, lentejas, guisantes…) las cuales solo tenéis que enjuagar para comerlas al momento. Estás nos aportan mucha fibra y proteína de origen vegetal.
  • Botes de arroz y quinoa que se calientan en el microondas un minuto y están listos (observad bien los ingredientes y asegurad que tienen un alto porcentaje de arroz o quinoa). Además también los podéis encontrar mezclados con legumbres o verduras.
  • Ensaladas con diferentes vegetales, bolsas de verduras congeladas ya troceadas, salmorejo, gazpacho que son una excelente fuente de micronutrientes (vitaminas y minerales).
  • Lácteos naturales como yogures queso fresco batido, queso quark, requesón, kefir listos para consumir (Debemos asegurarnos que solo llevan leche de un animal, cuajo y fermentos lacticos).
  • Huevos ya cocidos listos para consumir que son una fuente de proteína y grasas saludable.
  • Frutos secos ya pelados y tostados y cremas de frutos secos que no contengan ni sal ni aceites ni azucares añadidos. Son una fuente excepcional de proteínas y grasas saludables.
  • Frutas frescas y frutas deshidratadas sin azúcares añadidos como pasas, arándanos, dátiles… que son una buena fuente de carbohidratos y fibra.
  • Cereales integrales sin añadidos (como avena, copos de maíz, espelta inchada), tortas de arroz, mueslis sin azúcares añadidos.
  • Diferentes especias para potenciar el sabor de nuestros platos.
  • Aceite de Oliva Virgen Extra para enriquecer nuestros platos con grasas saludables.
  • Tubérculos como la batata y el boniato aptos para el microondas y que en unos minutos esta listo

Conclusión


Actualmente tenemos muchas facilidades a la hora de encontrar productos saludables, cada vez son más los supermercados que dedican secciones exclusivas para estos productos.

Por lo que con una buena organización y sabiendo dónde buscar, podemos llevar esa alimentación saludable que nuestro cuerpo se merece.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

GO TOP