SOUFFLÉ DE QUESO


Cuando esta receta sale bien, es auténtica MAGIA para el paladar ¿Alguna vez habéis probado un soufflé recién hecho? En este caso os traigo uno de queso con el que os chupareis los dedos. El truco está en engrasar correctamente el molde, montar e incorporar bien las claras y en ser rápidos a la hora de sacarlo del horno para catarlo en todo su esplendor. Es súper ligero y sabroso, parece una nube de queso ¿Os atrevéis con él?

INGREDIENTES

  • 500 ml de leche o bebida vegetal favorita.
  • 100 gr de mozzarella rallada o de vuestro queso favorito.
  • 50 gr de harina de trigo integral.
  • 20 ml de AOVE.
  • 5 claras.
  • 3 yemas.
  • Una pizca de nuez moscada.
  • Una pizca de pienta negra.
  • Una pizca de sal.
PROCESO

  • Precalentamos el horno a 180° con calor arriba y abajo.
  • Untamos con mantequilla blanda (no derretida) unos ramequines o moldes con paredes rectas y altas con un pincel, primero la base y después las paredes de abajo a arriba. Repartimos un poco de harina por los moldes, les damos la vuelta y con unos golpecitos, quitamos el exceso.
  • Reservamos los moldes en la nevera.
  • Para la bechamel, calentamos el AOVE en una sartén.
  • Cuando esté caliente, añadimos la harina y removemos a fuego medio hasta tener una mezcla homogénea y espesa.
  • Añadimos la leche y removemos hasta que nos quede una mezcla espesa y sin grumos.
  • Agregamos la nuez moscada, pimienta negra, sal, removemos y dejamos enfriar.
  • En otro bowl añadimos las yemas y el queso, batimos hasta que estén bien mezclados y lo agregamos a la bechamel.
  • Montamos 5 claras a punto de nieve.
  • Añadimos un poco de claras a la mezcla y batimos para aligerarla.
  • Incorporamos el resto de claras y mezclamos con movimientos envolventes.
  • Llenamos los moldes hasta la línea o dejando un dedo sin rellenar.
  • Horneamos a en la parte baja del horno a 180° durante 20 minutos o hasta que esté hinchado y dorado.
PETITCONSEJOS

  • Si la bechamel os queda con grumos, podéis pasarla por la batidora.
  • El soufflé debe servirse inmediatamente después de sacarlo del horno, ya que se baja con mucha rapidez.

 


También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

GO TOP