GRASA LOCALIZADA


Todos sabemos que nuestro cuerpo acumula grasa y que esta acumulación suele ser mayor en ciertas partes del cuerpo. Los hombres tiendes a acumular en la zona abdominal, piernas y brazos. Las mujeres además, en muslos y caderas.

Para intentar quitar esta grasa abandonamos el consumo de grasas, nos ponemos a hacer abdominales como locos. Pero estás no son la solución.

Hay estudios que demuestran que la actividad de un músculo no produce la pérdida de grasa local.

Es decir, el ejercicio físico no logra valiosos cambios en los niveles de grasa localizada.

¿Por qué se acumula grasa localizada?


Realmente la grasa localizada no guarda un relación directa con la cantidad de grasa que consumimos en los alimentos, sino con la energía excedente que proporcionamos al organismo.

Es cierto que hay muchos factores que influyen en la acumulación de grasa: hábitos, edad, falta de descanso, genética, etc. Pero, los protagonistas son la insulina y el glucagón. Estas hormonas se encargan de llenar y vaciar nuestras reservas energéticas.

La solución se encuentra en llevar una alimentación saludable y mantenernos activos, sin excedernos en las calorías que nuestro cuerpo necesita. De esta forma los depósitos de glucosa se van llenando y vaciando de modo que el proceso metabólico no almacena reservas sobrantes (este proceso es más complejo, pero lo simplificamos lo máximo posible).

¿Se puede eliminar la grasa localizada?


Los estudios científicos nos aseguran que no es posible eliminar la grasa localizada en zonas determinadas del cuerpo. Para poder eliminar la grasa tenemos que recurrir a lo que hemos hablado anteriormente, pero en este caso necesitamos crear un desequilibrio energético para que se vacíen los depósitos de energía para poder movilizar las reservas de grasa.

Hay que entender que no estamos eliminando la grasa localizada, con esto buscamos perder grasa general y por tanto también esa localizada.

Consejos


Lo mejor para no tener grasa localizada es no dejar a nuestro cuerpo almacenar grasa de forma descontrolada, si ya tenemos grasa localizada y queremos perderla, tenemos que cambiar nuestros hábitos: una alimentación saludable y una vida activa, realizando ejercicio para poder movilizar y consumir las calorías que ingerimos.

Es un proceso lento y no hay cremas milagro, necesitamos cuidarnos.

Referencias


1. Fred B. Roby (1962) Effect of Exercise on Regional Subcutaneous Fat Accumulations, Research Quarterly. American Association for Health, Physical Education and Recreation, 33:2, 273-278, DOI: 10.1080/10671188.1962.10613202
2. ¿Se puede reducir la grasa localizada? https://www.vitonica.com/dietas/se-puede-reducir-la-grasa-localizada.
3. ¿Es posible perder grasa localizada? Lo que la ciencia dice al respecto. https://www.vitonica.com/anatomia/es-posible-perder-grasa-localizada-lo-que-la-ciencia-dice-al-respecto
4. Grasa localizada: por qué la acumulamos y cómo eliminarla. https://www.nutricionysaludblog.com/grasa-localizada/

Petit Fit

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

GO TOP