PROMESAS


“El próximo año prometo que dejo el tabaco” “Prometo que el día 1 empiezo el gym” “Este año prometo dedicarme más tiempo”.

Promesas de fin de año. Promesas condenadas desde un inicio en su mayoría. Todo por tratar convencerte de algo de lo que ni siquiera tú mism@ estás segur@.

¿Prometes? CUMPLE. Si no estás segur@ de algo, no prometas, no te engañes, no te condenes con palabras vacías. Es más doloroso prometer y no cumplir que no prometer y tratar de LUCHAR por dar la patada a todas esas excusas y dudas que avasallan tu cabeza y así sorprenderte cuando lo LOGRES.

NO ESPERES AL 1 DE ENERO para hacer lo que realmente quieres, nada mágico sucede ese día, créeme. Es una mera excusa para retrasar un poco más la despedida de tu zona de confort.

¿Quieres algo? Lucha por ello. PERO HAZLO DE VERDAD. Un sueño escrito se convierte en un objetivo. Un objetivo desglosado en pequeños pasos se convierte en un plan. Y un plan respaldado con ACCIONES hace que el sueño inicial se haga realidad.

Así es como se trabaja. Ese es el fuego que llevamos dentro. Todos lo tenemos, pero solo algunos elegimos alimentar esa llama con acciones. Dejemos de hablar tanto y ACTUÉMOS MÁS Que sean nuestras acciones las que hablen por sí solas, que sean ellas las que nos definan.

OUTIFIT de Myprotein descuento con el código PETIT desde el enlace.

Petit Fit

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

GO TOP